Aspromec
¿Qué te aportamos desde ASPROMEC para hacer de tu empresa una fábrica 4.0?

Información

Formación

Visibilidad

Conectividad

Digitalización

Contacta con nosotros
La Asociación de Profesionales para la Competitividad del Mecanizado (ASPROMEC) tiene sus oficinas en:

C/Pintor Díaz de Olano nº 18 bajo CP: 01008 Vitoria-Gasteiz (Álava)

655 58 58 01

info@aspromec.org


Aspromec

What do we at ASPROMEC offer you to make your company a Factory 4.0?

Information

Training

Visibility

Connectivity

Digitization

Contact whit us


The Association of Professionals for the Competitiveness of Machining (ASPROMEC) has its offices in:

C/Pintor Díaz de Olano nº 18 bajo CP: 01008 Vitoria-Gasteiz (Álava)


655 58 58 01

info@aspromec.org


Aspromec

Was bieten wir von ASPROMEC, um Ihr Unternehmen zu einer Fabrik 4.0 zu machen?

Informationen

Schulung

Sichtbarkeit

Konnektivität

Digitalisierung

Kontaktieren Sie uns


Die Association of Professionals for the Competitiveness of Machining (ASPROMEC) hat ihre Mitglieder in:

C/Pintor Díaz de Olano nº 18 bajo CP: 01008 Vitoria-Gasteiz (Álava)


655 58 58 01

info@aspromec.org

Top

El II Congreso del Mecanizado de Aspromec analiza las claves para la competitividad del sector del mecanizado: colaboración y diversificación

La mesa redonda del bloque de automoción se centró en el cambio hacia la electrificación del sector.

El II Congreso del Mecanizado de Aspromec analiza las claves para la competitividad del sector del mecanizado: colaboración y diversificación

El Parque Tecnológico de Álava acogió el pasado 17 de noviembre el II Congreso del Mecanizado impulsado desde la Asociación Aspromec. Tanto las ponencias, como el debate en las mesas redondas, e incluso las preguntas de los asistentes, pivotaron sobre dos conceptos: colaboración y diversificación/digitalización, que a tenor de las conclusiones del evento son fundamentales y claves para la supervivencia y competitividad de las empresas que componen el sector del mecanizado en España.

El II Congreso del Mecanizado sirvió como espacio de Networking para el sector.

El II Congreso del Mecanizado sirvió como espacio de Networking para el sector.

El presidente de Aspromec, Oriol Caballé, fue el encargado de dar la bienvenida a los asistentes al II Congreso del Mecanizado, destacando la larga trayectoria industrial de la ciudad que los acogía, Vitoria.

Asimismo, el presidente de la asociación ponderó los beneficios que Aspromec ofrece al sector a través de actividades como los “Observatorios Industriales” que, como el propio Congreso, tratan de recoger las necesidades del mismo y promover nuevas ideas al servicio de las empresas que forman parte de él.  Todo ello sin perder de vista que el mecanizado es un sector clave para la competitividad del resto de compañías que componen el tejido industrial del país.

A continuación, Miren Bilbao, gerente del Parque Tecnológico de Álava, inauguró el acto incidiendo en la idea de que Álava es un territorio fundamentalmente industrial, y buena prueba de ello es el parque tecnológico alavés que acoge a 170 empresas, con una inversión conjunta de 90 millones de euros dirigidos a I+D.

El II Congreso del Mecanizado fue presentado y conducido por Núria Salán Ballesteros, presidenta de la Societat Catalana de Tecnología y profesora de Metalurgia en la UPC de Terrasa, quien dio paso al bloque de ponencias.

Bloque Automoción. La transformación del sector en el punto de mira. 

El primer bloque estuvo dedicado al Sector de la Automoción, y el primer ponente fue Íñigo Pérez-Arregui, vicepresidente de operaciones Engine Power Components (EPC) Group Europe, cuya actividad se centra en la producción de árboles de levas.  En el desarrollo de su ponencia titulada ¿Fin del motor de combustión? Pérez-Arregui, puso el acento en el proceso transformador que estaban experimentando las plantas de producción como consecuencia de la necesaria digitalización, en las que “el responsable de IT ha pasado a tener un papel fundamental, incluso pasando a pertenecer al consejo de dirección de las compañías”.

En respuesta al título de su ponencia, Pérez-Arregui manifestó que no ve que se vayan a eliminar los motores de combustión, ante la necesidad actual de que se produzca una mejora real de las emisiones, teniendo en cuenta el proceso global de producción de los componentes.

Y en concreto y por lo que respecta directamente a la propia actividad de su empresa, maquinaria pesada y agrícola López Arregui señaló que no ve en un futuro inmediato una electrificación en este tipo de movilidad.

El siguiente en exponer fue Beñat Lopetegi, responsable de ingeniería de fabricación de GKN Driveline, con su ponencia “Hacia una conducción más limpia y sostenible”. Lopetegi señaló que el proceso de electrificación impulsado en la actualidad estaba sometiendo al sector de automoción a una serie de importantes cambios, si bien la parte positiva es “que ya nos habían avisado de que esto iba a suceder. De la actitud y capacidad de adaptación que tengamos dependerá la supervivencia y el éxito, o no, de las empresas”.

Así, la actividad de GKN, basada en componentes para transmisores, apuesta por su producto menos maduro en estos momentos, pero que es una apuesta firme de futuro, el sistema de transmisión e-Drive. “El proceso de electrificación se está acelerando, lo que presenta nuevos retos y oportunidades. Los requerimientos de los motores eléctricos son diferentes y esto irá modelando la futura producción de la compañía”, señalo Beñat Lopetegi.

La mesa redonda del bloque de automoción se centró en el cambio hacia la electrificación del sector.

La mesa redonda del bloque de automoción se centró en el cambio hacia la electrificación del sector.

El bloque de automoción se cerró con una mesa redonda dedicada al tema de “La transformación del sector hacia la electrificación”, que estuvo moderada por Alejandro Carrasco, vicepresidente de Aspromec, y que contó con la participación de los dos ponentes anteriores a los que se unió Ángel García, gerente comercial y operaciones de Linamar Tooling Spain.

El debate giró en torno a la nueva realidad que afronta el sector, en un escenario en el que se fabrican menos piezas, pero con más diversidad, que llevó al moderador a lanzar la pregunta ¿cómo ganar competitividad fabricando menos piezas?

La respuesta a esta pregunta introdujo un nuevo concepto básico para el sector del mecanizado, como es el de tener flexibilidad y capacidad de diversificación para poder hacer frente al cambio. La incertidumbre sobre la evolución del mercado provoca que los stocks sean inferiores en estos momentos, lo que obliga a las empresas a tener más flexibilidad ante la posible demanda. De esta manera, la tendencia del mercado es disponer de máquinas multiproceso y versátiles, en la medida en que la especificidad de producción necesaria lo permita.

Otro tema relevante que se trató en la mesa redonda fue la necesidad de atraer y retener el capital humano en las empresas, en un momento en que éstas tienen dificultad para implicar a las nuevas generaciones.

Antes de dar paso al siguiente bloque de ponencias, la audiencia pudo escuchar a Fernando Cocho, funcionario de MEC/CAM y analista de inteligencia que habló sobre “El uso de la inteligencia geopolítica y la prospectiva en el sector industrial, de la supervivencia al liderazgo”.

“Si la política no va antes que la economía vamos de espaldas y contra el viento”, así comenzó su intervención Cocho que en todo momento destacó la necesidad de contar con una estrategia y aplicar la inteligencia económica en los procesos industriales. Asimismo, definió algunos riesgos transversales al 85% del tejido empresarial del mundo, que sitúan a estas empresas en desventaja frente a la industria en China, donde superan las políticas cortoplacistas, analizan lo que hacen los demás países, y aplican estrategias a largo plazo.

Algunos de los riegos mencionados por Cocho son lo que él denomina la desinformación, entendida como la falta de confianza entre las empresas y que debería ser sustituida por la capacidad de confianza, y las amenazas híbridas, derivadas de los problemas con las patentes.

Bloque Digitalización. Hacia la fábrica inteligente. 

El bloque dedicado a la Digitalización comenzó con la ponencia “Barreras de adopción, situación actual y perspectiva futura” por parte de José Antonio Lorenzo, Data Area Manager de Lantek.

La realidad de la compañía, dedicada al desarrollo de software, es que gran parte de los clientes para los que trabajan son pymes, y algunas de ellas cuentan con un grado de digitalización poco desarrollado. De hecho, Lorenzo hizo alusión a un estudio sobre el grado de madurez digital de las empresas españolas, en el que la industria registra un estado de digitalización inferior al de otro tipo de empresas, como puede ser la banca o las tecnológicas. En su exposición destacó que uno de los principales problemas es que existe un abismo entre los mundos IT (tecnologías de la información) y OT (tecnologías de la operación), siendo en algunos casos las personas y la resistencia al cambio la principal barrera.

Si se observa lo que están haciendo las empresas punteras en desarrollo digital se puede apreciar que están creando una “abundancia de datos” que unida a la inteligencia artificial (IA) permite utilizar esa información para establecer predicciones y, por tanto, aportar valor añadido. En esta línea, Lantek ha desarrollado un software dirigido a lo que denominó “inteligencia de negocio”, que incorpora la IA orientada a una mayor eficacia de presupuestación.

Y la creación de valor debe ir en dos direcciones: valor interno, en cuanto a mejora de procesos, y valor externo, es decir, la creación de nuevos productos y servicios.

Le siguió en el uso de la palabra Daniel Reguera, profesor e investigador del Área de Inteligencia Artificial de la Universidad de Mondragón, con su ponencia “Nuevos roles del operario en la industria inteligente: oportunidades y retos”. Reguera explicó que en el paso de una industria tradicional a una industria inteligente la IA ya no es el futuro, si no que es una realidad que es vital para las empresas. Y es vital para mejorar: la competitividad, la gestión y la eficiencia energética. Para Reguera nos encontramos en un nuevo paradigma en el que la industria inteligente ha conseguido transformar el sector industrial, lo que a su vez ha permitido la simplificación de los procesos productivos y un aumento de la colaboración humano-robot. En su opinión hay que lograr un operario 4.0 que se integre como una parte más del sistema inteligente.

La mesa redonda en torno a la digitalización se centró en el dato como presente y futuro para el sector.

La mesa redonda en torno a la digitalización se centró en el dato como presente y futuro para el sector.

La siguiente mesa redonda, bajo el título “Hacia la fábrica inteligente” estuvo moderada por Swen Hamann, vocal de Aspromec, y a la que se sumó a los anteriores ponentes Amaia Calleja, UPV, directora de Emprendimiento y Transferencia en el campus de Vitoria.

En este debate se reafirmó la idea de que la Industria 4.0 se ha convertido en algo vital para asegurar la supervivencia de las empresas de mecanizado, y también se incidió en la necesidad de establecer planes de formación adecuados que permitan contar con profesionales que sepan interpretar el gran volumen de información que genera la digitalización y cuyo talento pueda luego retenerse en las empresas. El presente y el futuro están basados en el dato.

Para lograrlo es, asimismo, necesario que se establezcan planes de colaboración entre empresas y planes público/privados, que permitan canalizar las ayudas económicas hacia las pymes y micro pymes, muchas de ellas de carácter familiar, de manera que puedan afrontar las inversiones necesarias y no quedarse descolgadas.

También se mencionó la colaboración humano-robot, que sin duda impacta en el mercado laboral, pero bajo la premisa de que siempre será necesario un operario experto que entrene a las máquinas.

Este bloque concluyó con la intervención de Sandra Montes, directora general de Cometel, que habló en primera persona sobre “La mujer en la industria: retos actuales y futuros”.

Desde su experiencia personal y “rebelde”, que ya comenzó antes de nacer cuando nació niña y su padre esperaba un heredero, comentó los principales retos para las mujeres en una industria en la que destacó dos datos: solo el 24,6% del personal está compuesto por mujeres, y en muchos casos su papel se limita a labores de tipo administrativo, y solo hay un 6% de mujeres en los consejos de administración.

El alto grado de desafección que existe entre la mujer y su papel en la industria puede tener en su opinión las claves en la baja autoestima de las mujeres, la alta carga mental que soportan, así como un alto grado de auto exigencia.

Pero la evolución positiva a esta situación también depende de la sociedad. Montes hizo referencia a un proverbio africano que dice que “para educar y hacer crecer a un niño hace falta una tribu entera”.

Bloque Industrial: Retos y oportunidades para el mecanizador

El tercer bloque temático fue el Industrial. Lo inauguró Josu Riezu, director de AFMEC, con su ponencia “Retos estratégicos del sector y actividades desarrolladas por la Asociación”.

En su exposición hizo mención a las principales acciones desarrolladas por la asociación encaminadas sobre todo a atraer, retener y formar talento; fomentar la inversión, modernizar equipamiento y desarrollar la digitalización; fomentar la colaboración, y logar la sostenibilidad/rentabilidad/viabilidad de las empresas del sector.

En aras a lograrlo la asociación despliega una intensa actividad de relaciones institucionales con la Administración, así como de marketing y comunicación que permita trasladar la correcta imagen del sector a los medios de comunicación.

A ello se une la gestión por parte de AFMEC de subvenciones, la promoción comercial para abrir nuevos mercados a nivel nacional e internacional o la gestión de personas, a través de su campus educativo.

Fernando Gastaldo, director general de Factor Ingeniería y Decoletaje, desarrolló su ponencia “Diversificación a través de la servitización”.

En su intervención, Gastaldo manifestó la necesidad de que las empresas deben combinar, en el porcentaje que les sea posible, acciones de “explorar” y “explotar”.

Su compañía, que ofrece servicios de mecanizado/decoletaje, metrología y smart manufacturing, está inmersa en proyectos de plantas piloto, en el marco de la colaboración público-privada, que sirven como auténticos laboratorios de pruebas para el desarrollo y aplicación de nuevas tecnologías.

“Necesitamos curiosidad, mirada a largo plazo, poca aversión al riesgo y tolerancia a la frustración”, manifestó Gastaldo.

La siguiente exposición corrió a cargo de Beltrán Ybarra, director general de Izadi Mecanizados, con su ponencia “Diversificación mediante el crecimiento”. Ybarra subrayó la idea de que un plan estratégico correcto y prologado en los años es la única manera de transformar un taller de mecanizado en una compañía con vocación de crecer.

A partir de la pregunta ¿qué queremos ser de mayores?, Izadi puso en marcha un plan estratégico hasta el año 2025, con un cambio de mentalidad que los llevó a invertir durante años, sin esperar retorno a corto plazo.  Así, construyeron instalaciones nuevas, reorganizaron internamente las empresas, creando también una oficina técnica, su oferta evolucionó de su producto tradicional a una gama de servicios y productos con una marca propia, y sobre todo, generaron proyectos de I+D. El objetivo marcado era conseguir un producto escalable que se pudiera vender.

En el debate centrado en la industria se insistió en la necesidad de contar con un plan estratégico como motor de competitividad.

En el debate centrado en la industria se insistió en la necesidad de contar con un plan estratégico como motor de competitividad.

A las ponencias le siguió la mesa de debate “Retos estratégicos y oportunidades de diversificación para el mecanizador”, moderada por Josu Riezu. En ella participaron, además de los ponentes de este bloque, Aitor Alkorta, director general de Goimek y Tomás Dasgoas, CEO de FAED Mecanizados de Precisión.

Los participantes en este debate insistieron en la necesidad de contar con un plan estratégico como motor de competitividad, algo que no siempre es fácil en el caso de las pymes y micro pymes que componen la gran mayoría de empresas del mecanizado, y cuyo músculo financiero hace que esta tarea sea realmente difícil.

Por eso es necesario una mayor y mejor comunicación entre las propias empresas, además de la paciencia necesaria y la tolerancia a la frustración, dado lo arduo del proceso.

La mesa de debate también reflejó la necesidad de la colaboración y el asociacionismo para las empresas que componen el sector, y que de esta forma podrían afrontar los retos con una mayor fortaleza.

Y si precisamente la formación y retención del talento es un hándicap a día de hoy en el sector, cerró este bloque Zigor Esnaola, director de relaciones con empresas en IMH, que habló sobre “Formación técnica para mecanizadores”.

Esnaola explicó los diferentes niveles de formación con los que cuentan en IMH Campus, que buscan capacitar a profesionales en tecnologías de fabricación para diferentes sectores, con tres líneas marcadas en su estrategia: fabricación avanzada, digital y aditiva.

Asimismo, Zigor Esnaola defendió que la formación profesional hace tiempo que está cerca de las empresas y su problemática, siendo uno de sus objetivos clave transferir las necesidades empresariales a la formación, tanto profesional como universitaria.

Destacó que es labor de la empresa privada ayudar en la definición de los planes de formación, junto con los centros formativos y la Universidad.

Bloque Aeronáutica-Aerospacial. Nuevas soluciones para nuevos retos

El Congreso cerró sus sesiones de ponencias con el bloque dedicado a la industria aeronáutica, y Concepción Azcuénaga, directora adjunta a la dirección de operaciones de Aernnova, fue la encargada de iniciarlo con su ponencia “Mecanizado aeronáutico en el grupo Aernnova”.

Azcuénaga dio una visión global del sector, centrándose en las nuevas necesidades del mismo, y que pasan por el proceso de digitalización, así como la sostenibilidad y la reducción de la huella de carbono.

Y las nuevas necesidades tienen aparejadas a nuevas soluciones, que resumió en tres claves para el sector: la digitalización y el análisis de datos de máquinas y equipos integrados que proporcionan información en tiempo real; el desarrollo de software que procese los datos y personas que definan los criterios de decisión.

Los nuevos criterios de movilidad nos conducirán a una mayor diversificación en los nuevos aviones, como es el caso de los proyectos que están en marcha dedicados a los aerotaxis.

El catedrático de la Universidad del País Vasco y director del CFFA, Luis Norberto López de la Calle fue el siguiente en intervenir con su ponencia sobre las “Tendencias en fabricación de componentes aeronáuticos”.

Desde el comienzo de su exposición altamente técnica, López de la Calle quiso transmitir la sensación de optimismo que el sector siente ante el futuro más inmediato, derivado tanto de la necesidad de renovar buena parte de la flota de aeronaves, que supondrá cuantiosas inversiones y nuevas oportunidades para el sector del mecanizado, y optimismo también derivado de la reducción de incertidumbre que supone para el sector, “saber cómo van a ser los motores en el futuro”.

En concreto destacó 3 etapas en virtud de si diferenciamos futuro a corto, medio o largo plazo.

El debate dedicado a la aeronáutica quiso poner en valor la situación de recuperación del sector, en parte fruto de la necesidad de renovar buena parte de la flota de aeronaves.

El debate dedicado a la aeronáutica quiso poner en valor la situación de recuperación del sector, en parte fruto de la necesidad de renovar buena parte de la flota de aeronaves.

Para el futuro a corto plazo, la actividad se centrará en producir y entregar motores; a medio plazo sus previsiones apuntan a la producción de turbofanes con engranajes, turbinas más rápidas, aleaciones más termorresistentes, con una mayor eficacia. Por lo que respecta al futuro a largo plazo, señaló que será el momento del turbo-eléctrico. “Tanto el COVID como el cambio climático han adelantado la agenda”.

Estos cambios trasladados a las aeronaves y la longitud del trayecto que recorran nos llevarán a viajar en un avión eléctrico-híbrido para vuelos regionales; aviones de corto y medio alcance ultra eficientes, y aviones con motor de hidrógeno para largas distancias.

La interesante mesa redonda “Nuevos vehículos, nuevas necesidades, nuevas soluciones” del bloque aeronáutica-aerospacial moderado por Ana Villate, directora del Clúster de Aeronáutica y Espacio del País Vasco que tuvo por participantes a los propios ponentes y Gustavo Lascurain, director General Egile Mechanichs en EGILE, puso broche de oro a los cuatro bloques del congreso.

La última píldora del día trató sobre “Ciberseguridad en la cadena de suministro”. Corrió a cargo de Lorenzo Díaz de Apodaca, Socio Director de Osane Consulting. Lorenzo puso sobre la mesa un desafío para los presentes al comentar que la industria ha sido el sector más ciberatacado en 2022, pese a lo cual muchas empresas no están haciendo nada al respecto.

Finalmente, El II Congreso del Mecanizado tuvo el honor de contar con la presencia de Pascal Gómez, presidente de SEA Empresas Alavesas quien clausuró la jornada.